malformed Viviendas en Málaga | Promotora y Constructora | EDIPSA

Fuente Berrocal

Como colofón a los trabajos en la Urbanización "Pinos del Limonar", el arquitecto D. Valentín de Madariaga Parias, que colaboró con el también arquitecto D. Javier Martín Malo en el diseño y dirección de las obras, propuso a D. Francisco Porras Fontiveros la idea de realizar una fuente diseñada por el universal artista malagueño Miguel Ortiz Berrocal, del que era amigo personal, para que dicha fuente sirviese como elemento central en la plaza de entrada a la urbanización. Esta idea fue aceptada y tratada con cariño por EDIPSA, ya que con ello se cumplía uno de los deseos del fundador de la empresa, como era el de ir legando a la ciudad de Málaga parte de lo que había recibido de ella a lo largo de su trayectoria como promotor y constructor.

Croquis Berrocal

Puestos en contacto con Berrocal, el artista vino desde su residencia en Verona (Italia) para ver el proyecto de urbanización, la zona y el paisaje donde se iba a ubicar su obra, quedando gratamente impresionado con el proyecto y aceptando el encargo, que sería financiado íntegramente por EDIPSA y cedido posteriormente a la ciudad de Málaga de forma que permaneciese, junto a su escultura “Monumento a Picasso” existente en los jardines del mismo nombre, como una muestra más de su obra expuesta en lugares públicos.

Miguel Ortiz Berrocal nace en Villanueva de Algaidas (Málaga) en 1933,y falleció en el año 2006. Estudió en Madrid en las escuelas de Bellas Artes de San Fernando, de Artes y Oficios y en la de Artes Gráficas.

Participa en la Bienal de Venecia en 1954 como pintor y empieza a elaborar sus primeras esculturas en hierro forjado caracterizadas por la posibilidad de adoptar distintas posiciones.

En 1956 se instala en Roma y empieza a trabajar sobre el tema de la "desmontabilidad como potencial de la escultura" realizando una serie de balaustradas para la Cámara de Comercio de Carrara. Siguiendo con esta temática, realiza múltiples esculturas que son el punto de partida de sus grandes esculturas desmontables, que posteriormente ampliaría con sus trabajos en París (1960) a otras obras de formato mediano y pequeño. Realiza importantes exposiciones en las galerías Kriegel de París y Albert Loeb de Nueva York en el periodo de 1962 a 1963 y participa por segunda vez, ya como escultor, en la XXXII Bienal de Venecia (1964).

En 1966 obtiene el premio de escultura en la Bienal de París por su obra "María de la O" y entra en la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Se afinca definitivamente en Verona (Italia) por ser una región con antigua tradición en el campo de la fundición artística.

El estado francés le otorga en 1968 el nombramiento de "Chevalier des Arts et des Lettres". Vuelve a exponer en Madrid e inicia un nuevo ciclo de obras monumentales entre las que destacan "Monumento a Picasso" (1972-1976), "Richelieu-Big" (1973), "Almudena" (1974), "Delirium Tremens" (1976) y "Torso C" (1979). En 1973 obtiene el premio de honor de la Bienal de Sao Paulo (Brasil).

En 1984 y 1985 el Ministerio de Cultura español organiza una exposición antológica en el Palacio de Velázquez del Retiro en Madrid, que posteriormente se repite en el Palau Meca de Barcelona y en el Centro "Le Botanique" de Bruselas.

La obra de Berrocal se encuentra repartida por ciudades de todo el mundo y esculturas suyas, como "Citius Altius Fortius" (1991-1992), presiden lugares tan emblemáticos como el Museo Olímpico de Lausana (Suiza).

La fuente situada en la Urbanización "Pinos del Limonar" de Málaga denominada "Opus 363" representa una mesa redonda sobre la que figura un bodegón Picassiano realizado en piedra de Vicenza, de la cual mana el agua que es conducida por medio de canaletas, también de piedra natural, formando breves cascadas hasta el final de la plaza de acceso a la urbanización.



La fuente Opus 363 fue inaugurada el 25 de septiembre de 1989 por el entonces alcalde de Málaga D. Pedro Aparicio Sánchez, siendo una artística y valiosa aportación cultural de EDIPSA a la ciudad de Málaga, quedando desde ese día integrada como un elemento más en su patrimonio urbano.