Aunque pueda parecerle que no hay nada más estresante que la preparación de una boda o una mudanza en pareja, se equivoca. Decorar en pareja o redecorar un espacio con su media naranja puede ser un infierno o todo lo contrario.

Una encomienda a veces complicada, pero nunca imposible si sigue una serie de consejos a la hora de decorar en pareja.

Las ventajas de la decoración en pareja y los trucos de su éxito

Es importante saber llegar a acuerdos y tender al diálogo, al consenso y al respeto. Saber aceptar las opiniones y ceder de vez en cuando, serán claves para conseguir una decoración exitosa.

El consenso de las personalidades

Es fundamental sentarse a decidir qué estilo quieren para vuestro hogarvintage, ecléctico, industrial, romántico, clásico, vanguardista, nórdico o ¿por qué no? una mezcla de estilos. Este primer paso estará marcado por las personalidades de los dos, por esto es fundamental estar abierto al diálogo, a los gustos y a las ideas del otro.

Buscar el punto en común y el punto medio será esencial para ponerse manos a la obra. La improvisación no está mal pero siempre y cuando todo lo anterior esté asentado.

En este primer punto es esencial conocer bien lo que le gusta al otro, pero también lo que no le gustaEstablecer límites está muy bien en todos los aspectos y en la decoración no iba a ser menos.

Optar por la funcionalidad y definir los espacios

Si se trata de una decoración inicial es prioritario definir los espacios que tiene cada uno. Una base indispensable y previa a la decoración posterior. Si, en cambio, se trata de redecorar habrá que delimitar lo que se queda y lo que no. Una negociación que se debe aprovechar para deshacerse de esos muebles o enseres antiguos y que vienen de una primera mudanza.

El diálogo y las concesiones harán posible que la renovación sea mucho más integral.

Que todas las compras vayan dirigidas a estar “como en casa”

No es lo mismo una vivienda que un hogar. Esto significa que decorar juntos supone una oportunidad única de crear ese hogar, siendo esta una de las principales ventajas de llevar a cabo este proyecto en pareja.

Crear ese hogar pasa por estar de acuerdo, por aceptar las críticas, las ideas y las limitaciones ajenas. Pasa por todo eso, pero también por ir de compras juntos y por disfrutar de la elección de hasta el último detalle que va a formar parte de ese lugar que será compartido por los dos durante mucho tiempo.

Las ventajas de decorar en pareja son infinitas. ¿Dispuestos?